lundi, septembre 20

DESCOLGAR EL TELÉFONO

- ¿Diga?
- Hank, soy yo.
- Ah, hola.
- ¿Cómo estas?
- Con ganas de follar contigo, ya lo sabes.

Silencio. Oigo su respiración a través del auricular. Parece tranquilo.

- Lourdes me ha dicho que no te encuentras bien.
- ¿Y esa que coño sabe?
- Sabe lo que ve. Me ha llamado esta mañana. Dice que ayer fue a verte y te negaste a abrirle la puerta, que te hiciste el sueco y no le respondiste.
- Normal, estaba follando con Maddie, no pretendías que saliera con la polla al aire a recibir a tu querida Lou.

Silencio. Me muerdo los labios. Que se ha creído el muy cerdo.

- ¿quién es esa Maddie?
- Maddie es Maddie
- Veo que no pierdes el tiempo, Hank.
- No pierdo el tiempo, no. ¿Que esperabas?
- Pues esperaba que almenos te dieras un tiempo para pensar.
- ¿Para pensar el que, si puede saberse? ¿que me has dejado tirado? ¿que te piensas
que puedes hacer lo que te dé la gana conmigo por tener un buen cuerpo y una cara bonita? Ni lo sueñes bonita.No, gracias.

Silencio. Será cabrón el hijo de su madre.

- Veo que no tienes muchas ganas de hablar conmigo.
- No, tengo ganas de follarte, Catia. No quiero hablar contigo. Quiero cerrarte la boca de un mordisco, atarte a los barrotes de la cama y follarte hasta oírte aullar de placer. Eso es lo que quiero.
- Y, ¿que me dices de tu querida Lou?
- Lou me gusta también.
- Pues entonces no hablemos más.
- que pasa, ¿te piensas que eres la única que puede darme lo que quiero?
- Eso creía yo. Menuda imbecil.

Lou.

4 commentaires:

  1. Me gusta el realismo sucio norteamericano, ya sabes, Carver, Bukowski, Wolff, con los refentes tomados de Henry o Salinger... lo que he leído en este y otro de tus blogs, es perfecto, joder, muy bueno, no sabía dónde estaba, en que cuento y de quién ... y me preguntaba, ¿quién coño és esta Una Devant? escribe de puta madre.

    Abrazos

    RépondreSupprimer
  2. En un recodo de la noche
    tu recuerdo me toma prisionero,
    me impone tu ausencia.

    En mi corazón,
    paisaje desnudo,
    fruto indefenso,
    tu mal amor incrusta varillas de fuego.

    Se desintegra mi sangre,
    sufro un bloqueo en la garganta.

    Jabalina en fuga
    atravesada en mi pecho,
    ahora eres tú
    la huésped de mi soledad.



    anuar iván.

    RépondreSupprimer
  3. Jodidamente bueno. Historias mías, me siento aludido...

    RépondreSupprimer